La importancia de las erecciones espontáneas

Tener erecciones espontáneas es algo totalmente natural y mientras las puedas tener, deberías estar contento la verdad.

No es que sea cuestión de ir todo el día empalmado por ahí, pero siempre es mejor ver cómo la sangre fluye a tu pene y lo pone duro como una piedra sin razón aparente.

Es buena señal, sin duda.

Las erecciones espontáneas son comunes en adolescentes y maduros jóvenes, por debajo de los 30 años. A partir de esa edad este tipo de erecciones disminuyen drásticamente.

Esto está bastante relacionado con las erecciones matutinas, de las que ya hablé, pero aquí nos referimos más a ese tipo de erección que te ocurre en cualquier situación durante el día, a veces de manera vergonzosa delante del público.

Erecciones espontáneas y disfunción eréctil

Según la experiencia hay mucha gente que tiene este tipo de erecciones de manera bastante habitual, pero al mismo tiempo es incapaz de tener una erección cuando va a tener sexo con una mujer.

¿Qué raro no?

¿No se supone que si tenemos impotencia es porque el pene no puede ponerse erecto?

Pero si se pone erecto en unas circunstancias y no en otras entonces es que el problema puede ser de otra índole, no porque el pene haya perdido la capacidad de ponerse duro.

Según algunas opiniones esto puede ocurrir porque se tiene un problema psicológico.

Podría ser el caso, pero yo soy más de la opinión de que la imposibilidad de conseguir erecciones cuando se está con una pareja más las erecciones espontáneas es una combinación que surge como consecuencia de problemas más de tipo fisiológico.

Problemas como por ejemplo ver demasiado porno online, problema que se compone cuando nos masturbamos durante horas durante muchos días viendo dichos estimulantes.

Así, de esa manera, no debería extrañarnos que de vez en cuando tuviéramos alguna que otra erección espontánea, sobre todo si pensamos en el “estimulante”; pero al mismo tiempo seríamos incapaces de tener una erección cuando tenemos a una mujer desnuda delante

Hay gente que incluso dice que uno de los efectos secundarios de viagra es el de provocar erecciones espontáneas, por lo que una vez que no la usamos, podríamos encontrar dificultades a la hora de tenerlas en el acto en sí.

¿Cómo ocultar las erecciones espontáneas?

Imagina que estás en una etapa de tu vida donde te vas empalmando casi sin sentido, sin ton ni son.

Esto puede ser incomodo, sobre todo si tienes que hacer bastante vida social.

Algunas maneras de mitigarlas son:

  • Intentar esconderlas con algún objeto o detrás de algo.
  • Intentar concentrarte en otra cosa, como podría ser una tarea manual o intelectual
  • Alejarse de los pensamientos sexuales
  • Tomar una ducha fría o exponiéndose al frío

Erecciones espontáneas en hombres mayores

Bien, todos sabemos que los jóvenes tienen erecciones espontáneas con facilidad – o deberían tenerlas al menos. Si no las tienen es que algo está pasando.

Por ejemplo, si tienes 17 años y no tienes erecciones espontáneas deberías empezar a preocuparte, y hacerte alguna pregunta como por ejemplo: si usas porno de manera habitual. El porno digital es una de las mayores causas de destrucción en la salud sexual de los jóvenes hoy en día.

Digamos que los hombres mayores ya tienen este problema de por sí.

A una cierta edad dejan de experimentar este tipo de erecciones

Estos pueden caer víctimas del porno también, pero hay otros factores que contribuyen como son el llevar una dieta y estilo de vida inadecuados.

Muchas medicinas hacen que nuestras erecciones mueran.

No son pocos los que dicen que después de una temporada de Finasteride su capacidad de tener erecciones murió completamente.

En mi caso me pasó de manera temporal con una medicación para la ansiedad.

Tuve que cortarla de tajo.

Mis erecciones volvieron, espontáneas y no espontáneas.

Curiosamente hay casos en hombres mayores donde las erecciones espontáneas vuelven por haber tomado alguna medicina especial, como puede ser el caso de medicaciones basadas en L-dopa para tratar el Parkinsons.

Otras drogas que por casualidad interactúan con la testosterona ayudan a devolver las erecciones espontáneas, cosa que no ha de extrañarnos, habida cuenta de la importancia de dicha hormona, tan en decadencia hoy en día en los hombres.

De acuerdo, casi todas estas drogas tienen sus efectos secundarios negativos muy fuertes, como cabría esperar de estos “artilugios modernos”.

Lo que tenemos que hacer es incrementar la testosterona y mejorar nuestros receptores de dopamina de manera natural, sin trampa ni cartón. Bueno al menos, no con cosas demasiado artificiales.

¿Cómo conseguimos esto?

Pues con una dieta adecuada, para empezar, que puede no ser la que esperas oír, teniendo en cuenta lo que está de moda hoy en día.

Otra manera es llevar un estilo de vida adecuado, que incluye, como no, no ver porno digital y hacer algunas cosas que te hagan sudar, por ejemplo.

Reducir calorías y perder peso suele ser una buena combinación, más que nada porque la una suele llevar a la otra.

También podemos usar ejercicios de Kegel y otros relacionados con la fortaleza de la pelvis, tipo sentadillas, aunque sea en casa.

Otra cosa que puede ayudar mucho es la de hacer algo de vida al aire libre, sobre todo si esa vida viene junto a la compañía de alguna mujer.

Con un poco de cortejo y unos días soleados, no debería sernos difícil volver a saber lo que es sentirse atraído sexualmente por una fémina.

Todas estas cosas, y más, podemos experimentar para olvidarnos de cualquier problema de impotencia, disfunción eréctil o falta de erecciones.

Deja un comentario