¿Es posible mejorar la erección con la vitamina E?

¿Crees que puedes mejorar tu erección aumentando la ingesta de vitamina E?

vitamina e para ereccion

Creo que Linus Pauling no hablaba demasiado sobre la salud sexual pero sí que lo hacía sobre la importancia de la vitamina E en nuestra salud.

Según Pauling la vitamina E es esencial para detener la vejez.

¿Si es buena para eso no será buena para curar la disfunción eréctil?

Pauling recomendaba cifras de vitamina e mucho mayores de las recomendadas por las agencias estatales, siendo proponente de suplementar esta vitamina junto con la vitamina c en grandes cantidades.

Según el doctor, tomando la cantidad adecuada se podía retrasar el envejecimiento en 25 años, ahí es nada.

La cantidad que recomendaba era de 800 miligramos o UI diarias.

Veamos algunas de sus propiedades y su posible relación con la mejora del problema de impotencia sexual en el hombre.

  • La vitamina E es un antioxidante.
  • Mejora la fertilidad, en teoría
  • Combate las células cancerígenas
  • Disminuye el riesgo de trombosis
  • Ayuda a lucha contra el colesterol
  • Mejora nuestro sistema inmunológico
  • Es buena contra la inflamación crónica
  • Es necesaria para tener una buena salud de uñas, cabello y piel
  • Es beneficiosa para prevenir problemas de Parkinson
  • Es buena para la memoria

Bueno, parece que la vitamina e es muy buena contra muchos problemas por lo que casi podemos estar seguros de que es buena para curar la disfunción eréctil.

Ahora bien, ¿bastará por sí sola para curar la impotencia?

Lo dudo.

Pero lo que no dudo es que si no tenemos la cantidad adecuada de vitamina E difícilmente vamos a tener una buena salud, incluida la sexual.

¿Suplementar vitamina E para mejorar la erección?

Cuidado, porque si hacemos caso al doctor Pauling u otros podemos acabar de mala manera.

¿Por qué?

Porque no todos los compuestos de vitamina e artificiales son de buena calidad, empezando porque muchos están fabricados con vitamina proveniente de la soja industrial, de la cual haríamos bien en alejarnos, cuanto más mejor.

En este sentido haríamos bien en buscar un buen suplemento porque no vale comprar por comprar, ni mucho menos comprar el más barato.

Aquí lo barato al final sale caro.

¿La mejor manera de suplementar vitamina E?

Sin duda, la comida, si es natural y cocinada a la manera tradicional mejor.

Es decir, no esperes conseguir mucha vitamina E platos pre-hechos y de cosas muy artificiales, con muchos elementos externos.

Alimentos con esta vitamina son: aceite de canola, acelga, almendras, avellanas, albaricoques, aceitunas, aceite de hígado de bacalao, arándanos, aceite de maíz, espinaca, hojas de nabo, moras, kiwis, mostaza, salmón, papaya, brócoli, espárragos, perejil, pistachos, girasol y muchos más.

Lo mejor, pues es conseguir la vitamina E usando estos alimentos enteros, por ejemplo, haciendo un buen potaje casero con espinacas y nabo.

Sin embargo, no vayamos tan rápido, porque si nos damos cuenta hay una serie de nombres en esa lista que nos suenan sospechosos, al menos aquí en esta web.

No porque nos digan que esos alimentos son ricos en vitamina e significa que son buenos para nosotros.

Nada más lejos de la realidad.

De hecho, esos alimentos tienen muchas otras vitaminas y minerales, con composiciones específicas de ciertas proteínas y grasas.

Ya te digo de entrada que tendrás que hilar muy fino para acabar no consumiendo las malas fuentes de vitamina E, que son los aceites vegetales, los cuales, curiosamente, son tan promovidos por el sistema. ¿Por qué será?

Lo mejor es que te limites a usar los vegetales clásicos de potajes, alguna que otra fruta y poco más, porque lo de intentar subir con vitamina E consumiendo aceite de canola creo que no es una buena idea.

Propiedades beneficiosas de la vitamina E para la disfunción eréctil

La vitamina E disminuye el estrógeno

Si esto es así no podemos tener la más mínima duda de que será buena para nuestra salud sexual porque lo último que quiere un hombre es tener niveles de estrógeno más altos.

No creo que haga falta que tenga que citar estudios para darnos cuenta de que si nos inyectamos con estrógenos nuestros niveles de testosterona bajarán.

Entre otros estudios que tenemos para probar que la vitamina E era buena para disminuir los estrógenos tenemos el del Dr. Shute y sus hijos, quienes descubrieron que la vitamina E tenía efectos antiestrogénicos.

Por supuesto, en las décadas de la segunda mitad del siglo XX, el esfuerzo de la industria mundial se dirigió a suprimir los estudios positivos sobre la vitamina E y a exagerar los estudios “positivos” del estrógeno, llegando a considerarlo como algo bueno; como la hormona “femenina”.

La vitamina E, al parecer, no solo reduce el estrógeno presente en nuestro cuerpo, sino que además inhibe la producción del mismo.

La relación antagónica de la vitamina E y el estrógeno es mucho más amplia.

La vitamina E sirve para bajar los niveles de prolactina

La prolactina no es muy buena para nuestra libido.

Es una hormona que es antagonista de la testosterona y por tanto, enemiga del hombre que quiere tener buenas erecciones.

Pues bien, hay estudios que dicen que aplicando vitamina E podemos disminuir la prolactina en nuestro cuerpo.

Por ejemplo, en 1992, un estudio en un hospital de Turquía demostró que tomar vitamina E redujo significativamente los niveles de prolactina.

Conclusión sobre la vitamina e y la cura de la disfunción eréctil

Como ya comenté, no creas que con solo vitamina E vas a poder mejorar tu erección como por arte de magia.

Pero al menos debes saber que esto pasa con casi todas las vitaminas o alimentos que puedas encontrar ahí fuera, supuestamente tan milagrosos.

La cosa es más compleja que eso.

Como con todo, tenemos que tener una visión más general, y darnos cuenta de que el cuerpo es un todo que necesita no solo de vitamina E sino de muchos otros nutrientes importantes.

Si nos damos cuenta de lo que dije, es mejor no consumir ciertos aceites vegetales, a pesar de que los mismos tengan vitamina E. Los problemas asociados a los mismos son mayores que los beneficios que puedan tener por la supuesta vitamina. Si pensamos un poco es casi como si la vitamina estuviera ahí para proteger un poco.

Si eres vegetariano y comes mucha espinaca y fruta probablemente no deberías necesitar suplementos de vitamina E.

Pero supongamos que aún así quieres jugar un poco a lo Pauling.

En este caso no aconsejo que hagamos de la manera que proponía Pauling, de tomar una cantidad tan alta todos los días, sin descanso.

Sería mejor ir mucho más despacio y hacerlo como un suplemento más, de manera esporádica.

En este sentido, como dije antes, deberíamos mirar qué suplementos son mejores que otros, porque, por ejemplo, no es lo mismo uno con silica que otro sin la misma.

La diferencia entre unos y otros es bastante grande.

Meterte esa silica, por muy pequeña que sea, es como meterse cristales en el cuerpo.

Por ello es mejor buscar los suplementos con menos aditivos, pero créanme, no es fácil.

El sistema no lo pone fácil.

Y al sistema tampoco le gusta la vitamina E.

Deja un comentario