¿Es el alcohol bueno para conseguir una erección o no?

¿Alcohol o no alcohol para una buena erección?

He ahí la cuestión.

impotencia alcohol

El tema del alcohol es uno de los más importantes en el mundo de las relaciones sexuales en general y de los hombres que tienen problemas para tener buenas erecciones.

De hecho, en mis peores momentos de disfunción eréctil solía encontrar que tomando alcohol solía empeorar la cosa y casi nunca podía conseguir una erección satisfactoria.

Lo que notaba de una manera muy clara era que mi pene lo notaba mucho menos sensible y que el orgasmo era muy flojo, como si el alcohol lo “nublara”.

Por lo tanto, habida cuenta de ese problema, siempre intentaba evitar el alcohol a toda costa si quería tener relaciones sexuales.

Esto presenta un problema bastante grande.

Este problema es que la sociedad actual está basada en un consumo extremadamente alto de alcohol, y en especial las mujeres son muy amantes de añadir una botella o unas copas de alcohol a una cita.

Es más, en la gran mayoría de los casos en los que tengas una cita que se para quedar por la tarde o noche el consumo de alcohol es obligado, tanto si es en la calle en un bar o en casa de alguno con la típica botella.

Si se te ocurre decirle a la mujer que no quieres beber alcohol porque temes que puedas tener problemas para empalmarte, pues mal empezamos, obviamente.

Bueno, el hecho es que hay quienes dicen que el alcohol es una de las causas de la impotencia.

Mientras que hay quienes dicen que el mismo no tiene mucho que ver en esos procesos.

A favor de los segundos está el hecho que nombre antes, es decir, que en esta sociedad se consume gran cantidad de alcohol y la gran mayoría de hombres que lo consumen no tienen muchos problemas para tener una erección.

Piensa en las discotecas con los hombres buscando mujeres bastante borrachos.

Esos hombres no tienen problemas para tener erección a pesar de haber bebido algunas copas.

Si el hombre está sano, entonces beber alcohol no es la causa principal para tener impotencia, sin duda.

Lo que sí puede ocurrir es que sexo sea de mucha menos calidad, como comenté también antes.

El alcohol y su efecto en la impotencia

El hecho es que los hombres que tiene algunos problemas de salud sexuales suelen tener problemas con la ingesta de alcohol, de tal manera que cuando se bebe bastante, el pene parece que se vuelve un poco insensible e incluso si te masturbas no llegas a alcanzar un orgasmo tan bueno como si estás sobrio.

Piensa que el problema de la impotencia tiene que ver con unos procesos fisiológicos bastante complejos que van mucho más allá del problema de beber alcohol, el cual puede ser un gran problema, hay que reconocer, por lo que con impotencia o sin ella no es muy recomendable beber mucho, no vaya a ser que acabemos alcohólicos.

El alcohol, enemigo de la erección

Bien, solo tienes que pensar en un bar de barrio o en un típico pub inglés de antaño.

¿Crees que esos hombres tendrían problemas de erección?

Evidentemente no.

Por lo tanto puedes estar seguro que el problema de no tener una buena erección viene de otro sitio.

Puede ser que estés realizando una serie de actividades poco sanas, por decirlo de alguna manera.

De hecho, puede que incluso el alcohol, en cantidades moderadas y según la situación nos ayude a tener erecciones, sobre todo si estamos con la mujer adecuada y totalmente relajados.

Por ejemplo, un par de vasos de vino tinto con una comida ligera nos podrían incluso animar a nuestro amigo.

El caso del vino es peculiar porque  Shakespeare dijo en Macbeth que este nos daba el deseo de tener sexo pero nos robaba la capacidad.

También es buena idea no beber demasiado o no mezclar, y esto es importante para los hombres que tienen disfunción eréctil, un problema que es una consecuencia de problemas de salud más profundos y que haríamos bien en tratar de una manera más integral.

Otra cosa que tenemos que tener clara es que los hombres que consumen mucho alcohol de manera constante tienen una probabilidad bastante mayor de desarrollar problemas de erección.

Esto último no creo que haga falta que lo explique.

Como cualquier otra adicción a una droga, el uso continuo y significativo de alcohol no solo empeora nuestra salud sexual sino nuestra salud general en muchos otros campos.

El alcohol ayuda a mi erección

A favor del uso del mismo para ayudar con las erecciones hay que decir que bebiendo un poco de alcohol, por ejemplo lo que comentamos de un par de copas de vino puede llegar a relajarnos antes de ir a la búsqueda del acto.

Cuestión aparte es si tienes un problema de disfunción eréctil psicológica tan fuerte que no puedes dejar de pensar en la pesadilla de no empalmarte. En ese caso el alcohol no es nuestro amigo.

Conclusión

Sinceramente, un consumo moderado de alcohol no es un gran problema para conseguir tener disfunción eréctil o no.

A pesar de lo que muchos expertos dicen, no debemos centrarnos en el consumo de alcohol, sino en otras cuestiones que pueden estar afectando a nuestro “amigo” de manera más profunda.

Ahora bien, dicho esto, es probable y casi seguro que si ya tienes problemas para que se te levante lo mejor que puedes hacer es no consumir en moderación.

Un caso en el que beber no va a causar ningún problema con casi toda seguridad es cuando lo hacemos en una cena o comida.

Esa copa de vino o cerveza no va a causar mucho problema en medio de un plato de pasta o de carne con patatas.

Sin embargo, si bebemos de manera compulsiva a muchas horas del día, entonces es que tenemos serios problemas de todo tipo, como por ejemplo una depresión.

Deja un comentario