Los 5 síntomas de impotencia sexual masculina

Actualizado el

los 5 efectos de la disfuncion erectil masculina

Los síntomas de la disfunción eréctil son claros y diáfanos como el agua: no puedes conseguir una erección o dicho de otra manera mas común, no se te empalma el pene, pinga, pija, polla o como quiere que la llames en tu país.

Esto está claro.

Ese es el síntoma más claro: la incapacidad para tener una erección normal.

El otro síntoma importante sería la pérdida de deseo sexual, que es algo también bastante posible, pues hay casos de hombres que tienen deseo pero a la hora de intentar lograr la erección no pueden. Otros hombres directamente han perdido ese deseo.

Signos y síntomas de disfunción eréctil

como son los sintomas de la impotencia

Los 6 síntomas son:

  1. Posibilidad de conseguir una erección en unas ocasiones pero no en otras
  2. Imposibilidad de conseguir una erección de cualquier modo
  3. Imposibilidad de usar condón porque cuando se pone se pierde la erección
  4. Ya no te acuerdas de los que son las erecciones matinales (por la mañana)
  5. Falta general de deseo sexual

1 Fallos de erección constantes

Este es el caso número uno y se da bastante y cada vez con más frecuencia.

Muchos hombres se encuentran en situaciones incómodas en las que no pueden tener erecciones de manera constante.

Una vez quedan con una pareja y tienen una erección aceptable pero la siguiente vez les falla. Y así sucesivamente en el tiempo.

2 Incapacidad total

Este es un caso más dramático porque aquí el hombre no puede conseguir una erección con una pareja de ninguna manera.

Es el caso de desesperación más grande.

Lo curioso es que en muchos de estos casos se da la circunstancia de que el hombre puede conseguir una erección por su cuenta, cuando está en casa masturbándose. Y sin embargo, a la hora de intentarlo con otra persona pues no puede lograrlo.

3 Erección flácida

la ereccion flacida o fallida como síntoma de disfuncion erectil

Este es el que yo llamo síntoma de la «erección flácida».

Le ocurre a una cantidad enorme de hombres que logran tener una erección y a la hora de intentar ponerse el condón notan como la anterior pierde fuerza y se quedan con el pene con el condón colgando de mala manera, y sin posibilidad de penetrar, por supuesto.

Esto viene relacionado con el punto 1.

En este caso  es parecido, pero más bien se trata de un problema general con el condón.

Suelen ser hombres que tienen una erección más o menos con normalidad, pero fallan la mayoría de veces que intentan hacerlo con el condón.

Por esto, muchos hombres acaban odiando los condones y pidiendo hacer sexo a pelo abierto, una práctica que puede resultar peligrosa según las circunstancias.

4 Pérdida de erecciones matinales

Este es el termometro fundamental de la erección.

Es algo que todos los hombres tenemos que experimentar para saber que nuestro aparato sexual está funcionando bien.

De hecho, el que el pene se ponga erecto por las noches mientras dormimos tiene una función fundamental para regular su propia salud.

Si esa función falla es porque nuestra salud sexual está jodida.

Así que si te acuerdas de tener las erecciones mañaneras antaño, y no las tienes desde hace tiempo, pregúntante si estás teniendo menos deseo o problemas de erección.

5 Pérdida de deseo sexual

Este es un caso bastante grave porque en el mismo el hombre se da cuenta de que ya no siente ese deseo que tenía antes al ver a las mujeres por la calle, por ejemplo.

Es como haberse vuelto un eunuco.

Para los que lo han pasado es una sensación terrible, sobre todo cuando se tuvo una vida sexual activa en el pasado.

Puede darse el caso de que el deseo sexual haya desaparecido pero aún podamos tener alguna erección si nos estimulamos.

Esto es difícil de explicar pero el hombre que lo ha sufrido lo entiende.

Síntomas de impotencia sexual masculina

No hace falta hacer ningún test para darte cuenta de que tienes un problema bastante grande.

No obstante, hay una serie de matizaciones importantes que tenemos que hacer respecto al tema.

Para darte cuenta del problema primero debes haber tenido una etapa en la que has tenido erecciones sin ningún problema.

Solo así puedes ver en toda su crudeza la angustia que produce no poder tener erecciones.

Pocas cosas hay peores para el estado emocional de un hombre que eso.

Si nunca tuviste buenas erecciones, o no tuviste erecciones de ninguna manera, entonces estamos hablando de un problema realmente serio.

Aunque en ese caso, seguramente, no es algo que igual te preocupe de la misma manera, pues ya sabemos que no se puede echar de menos lo que no se ha tenido.

Evidentemente, el último caso es tan minoritario que no merece la pena que nos detengamos mucho en el mismo.

El caso que ocurre normalmente es el primero, el de los hombres que tuvieron buenas erecciones pero que por alguna razón han dejado de tenerlas.

Aunque aquí también hay que hacer unas apreciaciones.

Síntomas de impotencia eréctil

Digamos que hay dos posibilidades importantes:

  1. Que no puedes conseguir la erección de ninguna manera o solo en contadas ocasiones.
  2. Que la puedas conseguir en unas ocasiones específicas y no en otras.

La primera de las dos vertientes ya nos dice que estamos sufriendo un problema severo de mayor magnitud porque cuando no se nos levanta con nada es que algo está realmente mal en nuestro sistema fisiológico.

El segundo caso es curioso porque hoy en día hay infinidad de hombres que pueden conseguir erecciones fácilmente cuando ven películas de porno, usan chats de sexo, usan cámaras sex cams, etcétera, pero no pueden conseguir una erección cuando están con una pareja.

Este segundo caso es el mayoritario y nos está dando unas señales muy importantes de lo que verdaderamente ocurre en los cerebros y los circuitos nerviosos de las personas.

Digamos que en este caso la producción y gestión de la dopamina la tenemos echa un caos.

Es como si el cerebro ya no reconociera el sexo real y solo fuera estimulado por el sexo ficticio.

Si te das cuenta, casi que por lógica podrías deducir que lo que te ocurre en este caso no es un problema de falta de alimentos, componentes, enzimas, vitaminas, minerales, etcétera, sino otra cosa de un ámbito diferente.

Es posible que tu perfil alimenticio no sea el óptimo, de acuerdo, y que lo podrías mejorar de cara a mejorar las erecciones, pero el tema aquí va por otros tiros.

Si lo puedes ver, comprenderás que esto se trata de un tema psicológico, por decirlo de una manera, aunque en realidad sea un problema fisiológico, cosa mucho más difícil de ver o de aceptar.

Síntomas de impotencia masculina en jóvenes

sintomas de disfuncion erectil en jovenes

Esto es algo bastante claro de ver en jóvenes de menos de 30 años, sobre todo los de menos de 20.

Un joven de 18, 20 o 25 años no tendría que tener el más mínimo problema a la hora de tener una erección con una pareja y debería tener unos niveles de testosterona y libido altos o muy altos.

El problema de hoy en día es que el ambiente esta estrogenizado de manera bestial, y no solo en los alimentos sino también en el ambiente en general, lo cual incluye agua, aire, ocio y cosas por el estilo.

Es algo cada vez más común el ver a jóvenes que no pueden tener erecciones cuando están con alguna pareja, pero que si que pueden tenerlas, y de hecho muy fuertes, cuando están viendo algún video pornográfico o masturbándose mientras chatean por la cámara.

¿Cómo es esto posible?

Hace 50 años la práctica totalidad de hombres de 20 años tendrían una erección como la de un burro si estuvieran delante de una mujer desnuda.

Hoy no se da ese caso.

El problema, como he dicho, es debido a una estrogenización brutal del ambiente.

No recibimos los nutrientes necesarios y al mismo tiempo nuestro cuerpo y cerebro se ven sometidos a castigos muy severos que dañan su funcionamiento normal.

En cierto modo, esos jóvenes acaban con el “cerebro frito”.

La impotencia masculina en jóvenes se está convirtiendo en una plaga cada vez peor.

¿Síntomas de impotencia masculina psicológica?

síntomas de disfuncion erectil psicologica
Duda y miedo por el camino

Bien, volviendo al tema de si es una impotencia sexual psicológica o fisiológica, dije que lo más normal, común y lógico es que la gente piense que se trata de un problema psicológico.

Como no podemos tener una erección con la pareja pero si podemos tenerla con un video de una orgia sexual, pensamos que el problema viene por la cabeza, por haber desarrollado alguna inhibición y problema psicológico que nos hace que tengamos muchos nervios y ansiedad cuando llegue el momento de ponernos en frente a nuestra pareja.

Por lo tanto, aquí la cura radicaría en intentar curar nuestra ansiedad y acudir a un psicólogo para que nos ayude en ello.

También tendríamos a muchos médicos y expertos recetándonos la viagra y cialis, pues es lo que hacen la mayoría.

Sin embargo, en esos casos solo estamos atacando una parte del problema pero no el problema en sí.

Por ejemplo, si acudimos a un psicólogo este nos puede ayudar un poco, a lo mejor, en manera “placebo”, para adquirir un poco más de “confianza”, pero no mucho más.

En la mayoría de los casos esto no funcionara, al menos no a largo plazo.

En el caso de acudir a los médicos y que nos receten las típicas pastillas, también estaremos intentando una curo sintomática pero que no va a la raíz de la cuestión.

Es más, en el caso de las pastillas, es posible (seguro, en realidad) que desarrollemos problemas derivados de tomar esas pastillas llenas de componentes químicos.

En realidad, la solución puede ser más sencilla, aunque no fácil de conseguir.

Primeros síntomas de la disfunción eréctil

Estos son especialmente evidentes en el hombre que en su vida llegó una vida sexual normal, o al menos tuvo unas erecciones normales.

En este caso los primeros síntomas están claros, y suelen ser cuando se intenta tener una relación con una pareja.

Si en el pasado se tuvieron muchas relaciones entonces uno ya sabe qué es lo que debe pasar.

Si a la hora de intentar el acto en condiciones similares a antañ y vemos que el pene no se nos levanta, entonces ya estamos viendo un primer síntoma.

Esto puede ocurrir perfectamente en algún episodio esporádico, sobre todo si estamos estresados o hemos consumido alcohol, o cualquier otra cosa rara.

Sin embargo, si vemos que empezamos a fallar muchas veces a la hora de conseguir esa erección con las parejas, entonces ya es que hemos entrado en un terreno bastante oscuro.

Es en esos momentos cuando el hombre empieza a desesperar.

El caso del hombre que nunca tuvo relaciones sexuales es más complicado porque este no va a tener un pasado con el que comparar sus posibles problemas, pero si su instinto todavía está vivo, el hombre comprenderá que algo no va bien cuando está con una pareja sexual y no puede tener esa erección.

Otro primer síntoma de la disfunción eréctil es el que comenté al principio relacionado con la falta de deseo sexual.

Al igual que el caso recién comentado, eso será realmente fácil de comprobar para un hombre que siempre ha tenido una vida con erecciones normales.

Si vemos que dejamos de tener deseo sexual y que estamos perdiendo la capacidad de tener erecciones espontáneas, en la calle, entonces es que algo puede estar interfiriendo en nuestro sistema.

Conclusión

Los síntomas de la disfunción eréctil no son ningún misterio.

Cuando un hombre los tiene los siente casi de inmediato.

Pero en este caso suelen pasar en momentos de gran  estrés, como puede ser cuando estamos intentando tener relaciones sexuales, con el efecto devastador que ello tiene en nuestra autoestima.

No pierdas la esperanza.

Siempre hay alguna luz al final del túnel.

Si ves que empiezas a tener estos síntomas, intenta tomar manos en el asunto y ponte a buscar soluciones.

Deja un comentario