Curar la disfunción eréctil en diabéticos

Actualizado el

Como curar disfunción eréctil en diabéticos

¿Tienes diabetes y al mismo tiempo padeces problemas de erección?

Tranquilo, no estás solo.

De hecho es una ocurrencia bastante común, desafortunadamente.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (1) el número de personas con diabetes ha pasado de 108 millones en 1980 a 422 en 2014.

Visto en términos porcentuales el número de adultos con diabetes ha pasado del 4,7% al 8,5% en el 2014 (el aumento porcentual es menor que el de casos porque ha aumentado la población mundial).

Se estima que entre el 35 y el 75% de los hombres con diabetes tiene problemas de impotencia sexual.

La media de esa cifra nos da un 55%.

Según un estudio (2) sobre 90.000 hombres en diferentes partes de Asia, América y Europa se encontró que el 37,5% de los que tenían diabetes tipo 1 y el 66,3% diabetes tipo 2, tenían disfunción eréctil.

Curiosamente los datos fueron superiores en algunas zonas. Por ejemplo, se comprobó una mayor incidencia en América del Sur con respecto a la del Norte.

El resultado final fue un 53% de los hombres con diabetes y problemas de disfunción eréctil. Una cifra casi igual a ese 55%.

Pero para hacernos una idea de la enorme influencia que tiene la diabetes sobre la erección masculina, el resultado más chocante del estudio fue que: aquellos con diabetes tienen entre 3 y 3,5 veces más posibilidades de tener problemas de disfunción eréctil que aquellos que no la tienen.

En otras palabras, y cogiendo un dato medio de 3,25, si lo aplicamos a los hombres que no tienen diabetes el resultado sería que aproximadamente el 16% (53/3,25) de estos tienen problemas de erección.

Ese 16% ya de por sí también es una cifra preocupante, la verdad.

Ojalá no fuera así.

Pero sigamos con el tema de impotencia por diabetes.

Es importante que sepamos que el tener esta enfermedad es un hándicap muy grande que además hace que nuestras probabilidades de tener problemas de disfunción eréctil sean muy grandes.

Sin embargo, no debemos desesperar pues es un problema que puede tener solución.

Diabetes y disfunción eréctil

mejorar ereccion en diabeticos

La relación de la diabetes y la disfunción eréctil está totalmente probada y se trata de un tema bastante complejo.

Esto es obvio porque no estamos ante un solo problema como es el caso de los hombres que solo tienen problemas de erección, sino antes dos.

De hecho, la diabetes de por sí es una enfermedad bastante complicada y molesta.

Lo que ocurre en el caso de los hombres que padecen los dos problemas es que puede que incluso aquellos que tienen niveles hormonales sanos pueden tener problemas para conseguir una erección.

Cuando un hombre es excitado cantidades de óxido nítrico son liberadas en la sangre. Este óxido produce un efecto de relajación en los músculos y arterias del pene lo que facilita que la sangre fluya hacia el mismo y se pueda conseguir la tan querida erección.

El problema de la diabetes está relacionado con los niveles de azúcar en la sangre.

Cuando estos niveles son muy altos, se produce menos cantidad de óxido nítrico, lo que causa que la sangre tenga más dificultad para fluir en el pene, con lo que al final aparece la imposibilidad de conseguir la erección.

Por tanto una característica que se suele encontrar en los diabéticos es un bajo nivel de óxido nítrico.

Pero ¿qué es la diabetes?

Se trata de una enfermedad de tipo crónico que ocurre cuando nuestro páncreas no produce niveles de insulina suficientes o cuando los niveles producidos no son utilizados correctamente. La insulina es una hormona reguladora del azúcar en la sangre.

Cuando la diabetes no se controla se produce la hiperglucemia, que es un aumento de azúcar en la sangre. Al cabo del tiempo se producen daños graves en los nervios y en los vasos sanguíneos.

Es fácil entender cómo una enfermedad tan perjudicial para los vasos sanguíneos puede provocar problemas de impotencia sexual. Después de todo nuestra erección está estrechamente relacionada con el flujo adecuado de sangre.

Hay dos tipos de diabetes:

  • Diabetes de tipo 1: llamada juvenil y que se caracteriza por la producción ineficiente de insulina
  • Diabetes de tipo 2: más común y más relacionada con la edad adulta (también está apareciendo poco a poco en niños actualmente), y se caracteriza por la utilización ineficaz de la insulina

La que nos interesa más en nuestro caso es la de tipo 2, de las personas adultas y que suele venir relacionada con casos de peso excesivo y poca actividad física.

Está claro que si queremos evitar tener disfunción eréctil por diabetes la mejor manera de hacerlo es prevenir la misma.

Ya saben, el viejo dicho de “más vale prevenir que curar”.

Por lo tanto lo que mejor podemos hacer si aún no tenemos diabetes es:

  • Controlar nuestro peso (3)
  • Hacer ejercicio físico
  • Consumir una dieta saludable
  • No fumar (4)
  • No tomar drogas
  • No tomar excesivo alcohol (aunque en cantidades moderadas podría ser beneficioso)

Como ves son cosas de puro sentido, pero desgraciadamente mucha gente las pasa por alto.

Todos estos puntos son importantes y muchos de ellos están relacionados.

Para mí el más importante es el del peso, el cual va estrechamente relacionado con el ejercicio físico y la dieta.

Si ves que tienes sobrepeso entonces deberías tomar cartas en el asunto e intentar reducirlo por todos los medios.

No se trata de quedarse flaco como un palo o anoréxico pero sí de estar físicamente en un peso más o menos normal.

Solo con eso ya habremos ganado una gran batalla en la prevención de la diabetes y de posibles complicaciones de nuestra erección.

Intentar cocinar nuestras comidas y no comer comidas industriales es un buen comienzo.

Hacer deporte o actividades que requieran actividad física como yoga o qigong pueden ayudarnos a mantener no solo un peso adecuado sino un estado emocional más saludable, algo que beneficia mucho en cosas como el dormir bien, por ejemplo.

Bien, esto sería lo ideal.

Llevar una vida sana.

Si lo hacemos las probabilidades de desarrollar diabetes y disfunción eréctil se reducen mucho.

Ahora bien, ¿qué ocurre si ya tenemos diabetes y disfunción eréctil?

¿Cómo curar la impotencia en un diabético?

como curar la impotencia en un diabetico

Aquí la cosa se complica mucho porque una vez tenemos diabetes es una enfermedad de tipo crónico muy difícil de eliminar por completo.

Desgraciadamente esto es así.

Si hemos sido diagnosticados con diabetes es probable que estemos tomando insulina o bien medicamentos orales.

Esto no quiere decir que llegados a este punto no haya que intentar llevar una vida sana.

Todo lo contrario: se deberían aumentar los esfuerzos por controlar el peso, hacer ejercicio y llevar una vida sana en general.

Pero aún así lo más probable es que si tenemos diabetes y problemas de erección es complicado que los mismos se curen de manera fácil.

En este caso lo más común es consultarlo con el médico y el mismo probablemente nos recetará alguno de los remedios contra la disfunción eréctil.

Sin embargo, a diferencia de la disfunción eréctil en hombres sin otras enfermedades, en el caso de la diabetes hay que tener en cuenta que estamos antes un acaso de etiología multifactorial y que el médico debe realizar un estudio global del asunto según cada caso particular.

Remedios para impotencia por diabetes

El remedio más común para la impotencia es el de las pastillas orales.

Las mismas dan buenos resultados para recuperar la erección tanto para hombres sin o con diabetes.

Estas pastillas son las conocidas como los inhibidores de PDE-5 y las más conocidas son:

  • Sildenafil (Viagra)
  • Taladafil (Cialis)
  • Vardenafil (Levitra)
  • Avanafil (Spedra)

Estas pastillas facilitan que aumente el flujo de sangre en el pene y funcionan en la mayoría de los casos.

Para conseguir dichas pastillas a buen precio haz click aquí.

Como todo tipo de remedio en forma de medicinas también pueden tener sus efectos secundarios por lo que en caso de tomarlas haremos bien en ver si nos producen algún efecto raro, en cuyo caso habría que evaluar de manera individual.

Otros remedios para la impotencia que podría considerar los diabéticos podrían ser:

  • Terapia hormonal con testosterona (5)
  • Inyección de alprostadil (Caverject) en el pene antes de la relación, ( recetada en casos en hombres que no responden a las pastillas orales)
  • Bomba para el pene
  • Prótesis de pene, que viene a ser una cirugía local

Conclusión

Tanto la diabetes como la disfunción eréctil son dos problemas que están creciendo de manera imparable en el mundo.

Esa es la triste realidad.

Si pudiéramos ir atrás en el tiempo hacia la época de nuestros abuelos y bisabuelos los niveles de impotencia sexual y diabetes eran apenas una fracción de lo que son hoy en día.

De hecho, cosas como la disfunción eréctil apenas eran conocidas.

Mucha gente dice que eso es porque antes no había los mismos métodos de diagnóstico que hay ahora, ya que si los hubiera habido el resultado no sería muy diferente al actual.

Cierto es pero también es cierto que los hombres de las generaciones antiguas tenían 4 o 5 hijos en la mayoría de las familias lo que no concuerda demasiado con una teoría de grandes problemas de impotencia sexual en el pasado.

Una cosa importante a tener en cuenta en este aspecto es el hecho de tener una dieta y vida sanas.

Tenemos que pensar que en la antigüedad nuestros abuelos comían de una manera bastante diferente a la que usamos ahora.

La principal diferencia, como dije, radica en el hecho de que ellos comían alimentos poco procesados o no industriales en la mayoría de los casos.

La actualidad se basa, no obstante, en el consumo de gran cantidad de alimentos industriales.

Ese sería el primer punto que yo tendría en cuenta para intentar prevenir el desarrollar un problema como la diabetes y más tarde la impotencia sexual.

Si preparamos nuestras comidas con verduras, frutas, patatas, arroz, potajes, sopas, queso, carne y pescado, creo que reduciríamos notablemente la posibilidad de desarrollar este tipo de enfermedades que parecen estar tan relacionadas con esta época moderna.

Lo más característico de esta época moderna en términos de alimentación es: alimentos elaborados de manera industrial.

Creo que haríamos bien en disminuir el consumo de los mismos.

Si por desgracia ya hemos caído en la desgracia de desarrolla diabetes pues mala suerte.

En ese caso ya tendríamos que ver nuestro caso particular y sopesar las diferentes opciones, sobre todo si tenemos problemas de disfunción eréctil.

En este caso, yo haría especial énfasis en el hecho del sobrepeso.

Si logramos reducir nuestro peso y tener una vida activa con buenas dosis de deporte y sudor, por seguro que mejoraremos nuestra calidad de vida y facilitaremos la posibilidad de tener una mejor erección.

Referencias

  1. Fuente OMS
  2. Fuente
  3. Fuente Pubmed
  4. Fuente Pubmed
  5. Relación de bajos niveles de testosterona con la disfunción eréctil (Fuente)

Deja un comentario

¿Quieres recuperar tu hombría?

Pues entonces suscrbíbete a la lista de correo y compartiré contigo 3 de mis hacks favoritos para mejorar tu erección

Gracias por suscribirte

Algo salió mal