¿Cómo lidiar con la pareja cuando tenemos impotencia sexual?

¿Hace meses o años que apenas haces el amor con tu pareja?

pareja disfunción eréctil
No solo por nosotros mismos tenemos que poner remedio a nuestra situación de impotencia; sino por nuestra pareja también

Tranquilo, no eres el único.

Muchos hombres tienen este problema hoy en día.

Antes no ocurría así.

Imagina esos matrimonios que tenían 4 o 6 hijos.

Se pasaban casi toda la edad adulta procreando.

Y para procrear hace falta hacer el amor.

Y para el hacer el amor y procrear hacen falta dos cosas:

  1. Que el pene tenga una buena erección
  2. Que nuestros espermatozoides sean de buena calidad

Sobre el segundo punto seguro que habrás escuchado o leído algún estudio publicado tipo que el recuento de espermatozoides de los hombres de ahora ha bajado un no sé cuanto por ciento (normalmente una cifra alta) en las últimas décadas.

Sin embargo, no habrás leído mucho sobre el primer punto, o al menos en el sentido de que: “un estudio afirma que la calidad de las erecciones ha bajado un 40%” (por decir algo).

En este segundo caso es más difícil, porque no hay estudios de hace 100 años que estudiasen la calidad de las erecciones.

¿Por qué?

Pues porque hace 100 años tener problemas de erección era algo impensable.

Eso es una cosa de la modernidad.

Y ahora ya sin enrollarme, vamos a ver cómo afecta esto a las parejas modernas.

En el mundo actual, con la civilización, no es raro ver parejas que dejan de hacer el amor después de un año, unas veces por falta de interés y otras por falta de potencia sexual en el hombre, aunque este último intenta enmascarar la situación diciendo que es por “falta de interés”.

¿Qué piensa nuestra pareja cuando no nos excitamos ni tenemos erecciones?

“Cariño”, dice el hombre, “no sé por qué, pero no tengo ganas. Estoy cansado”.

La mujer piensa que esto es debido al trabajo o al estrés, o incluso a que estás teniendo una aventura con otra.

Pero nadie se acuerda que hace 100 años esa situación era casi impensable, o al menos ocurría con una incidencia 100 veces menor que hoy en día.

¿Cómo se va a acordar la gente de algo que nunca vivió?

Normal.

Pues bien.

Este problema de la impotencia en la pareja es una cuestión moderna.

La cuestión es cómo tratar este problema sin que resulte en un embarazo completo para el hombre, que es el que falla.

¿Te imaginas admitiendo que no te estás tirando a tu mujer porque tu pene no responde?

Uf, eso es muy duro.

Tu mujer ya lo sabe en el fondo, pero a veces cuesta asimilarlo.

Muchas prefieren mentirse a sí mismas y pensar que es por esas cosas que dije antes, como el estrés.

¿Qué hacer como pareja si tenemos este problema?

Pues mucha comprensión, comunicación y paciencia, sobre todo por parte de la pareja, ya sea hombre o mujer.

Pero con eso solo no arreglamos el problema.

Tampoco lo vamos a arreglar visitando al psicólogo.

No.

La disfunción eréctil o impotencia es un asunto del hombre y por tanto, tenemos que tomarlo por los cuernos y resolverlo sin dilación.

No podemos estar esperando meses yendo a un servicio psicológico de consolación sin resultados.

Tenemos que hacer lo que sea por resolver este maldito asunto que tanto afecta a nuestras vidas.

Entonces, lo primero que tienes que hacer es decirle a tu mujer que tienes este problema y que estás dispuesto a resolverlo.

Lo que hay que hacer entonces es coger el toro por los cuernos y ver cuáles pueden ser las causas de dicha impotencia sexual.

Asumamos que no estás engañando a tu pareja con otra.

Asumamos que piensas que eres un hombre sano.

¿Entonces cual es el problema?

Pues que evidentemente no eres un hombre sano, porque si lo fueras no estarías en esta situación.

“Pero si como bastante bien”, piensas.

Pues a lo mejor resulta que no.

A lo mejor resulta que además tienes otros hábitos que están perjudicando de manera muy seria a tu libido y potencia sexual, por no hablar de tu salud general.

Por lo tanto, el camino a seguir aquí es buscar la razón por la que tu salud sexual está sufriendo tanto.

La puedes buscar en la comida y el estilo de vida, para empezar.

Digamos que por la razón que sea tras un tiempo sigues sin dar con la solución.

¿Qué es lo que hace la “gente normal” en estos casos?

Ir en búsqueda de ayuda médica.

Si haces esto, te recomiendo que lo hables con tu pareja y que sepa que estás poniendo todo el esfuerzo de tu parte para intentar resolver este problema.

Te lo agradecerá, sin duda.

Si vas al médico, este probablemente te recetará viagra o alguna pastilla similar.

No es la solución santo de mi devoción, pero es lo que hace la mayoría de la gente.

Si ya estás en esta situación ya todo queda en manos de los médicos y todo esto debería saberlo tu pareja.

Si la cosa se resuelve y volvemos a tener erecciones en la cama, pues estupendo, y a continuar nuestra vida normal.

Si no, pues al menos nuestra pareja sabe que hemos hecho todo lo posible.

Sin embargo, quiero decirte que nunca deberías rendirte y si algo no te da resultado has de seguir intentándolo, una y otra vez, hasta lograr el objetivo.

Si tienes impotencia y tu pareja está aguantando todo este tiempo sin que logres tener una erección, deberías considerarte afortunado por tener una persona que te quiere tanto.

Demuéstrale que puedes derrotar a la impotencia.

¿Quieres recuperar tu hombría?

Pues entonces suscrbíbete a la lista de correo y mantente al día de las novedades en el blog

Gracias por suscribirte

Algo salió mal

Deja un comentario

¿Quieres recuperar tu hombría?

Pues entonces suscrbíbete a la lista de correo y mantente al día de las novedades en el blog

Gracias por suscribirte

Algo salió mal