Remedios naturales para curar la disfunción eréctil

Remedio natural impotencia sexual
Ante el enfado natural de una mujer por nuestra falta de hombría lo mejor es una respuesta natural

¿Tienes problemas de erección y no quieres acudir al médico porque no quieres tomar pastillas?

Es posible que seas uno de esos hombres que piensan que tomar las típicas pastillas que recetan los médicos no es la mejor solución para curar una posible disfunción eréctil o impotencia sexual.

¿Quién sabe? Hay quienes dicen que las pastillas tipo Viagra o Cialis tienen efectos secundarios a largo plazo y que encima no siempre funcionan.

Ir al médico es lo más sencillo y rápido.

De hecho es tan sencillo que no parece que ser medico sea una cosa del otro mundo hoy dia.

La cosa es tan simple como ir a la consulta, decir que no se te levanta y casi directamente y tras algunas preguntas de procedimiento te serán recetadas algunas pastillas del tipo Viagra y voilá. Ya tenemos la solución al problema.

¿Qué fácil no?

Sin embargo hay quien dice que la Viagra tiene efectos secundarios tales como: malestar del estomago, congestión nasal, dolor muscular, náuseas, y muchos más, por no hablar de los que no se hablan y que pueden ser mucho peores: los de largo plazo, pues por mucho que nos digan las farmaceutas no sabemos si la ingesta de esos compuestos químicos que son la viagra nos puede producir cosas como un cáncer en el futuro.

Vamos, si crees en la palabra de las farmacéuticas y no te importa tomar pastillas, entonces Viagra y similares son una buena solución para ti.

Si te importa un poco pues entonces tendrás que acudir a otros métodos diferentes.

Otros métodos podrían ser las bombas de vacío o las prótesis, aunque estos tampoco es que sean la panacea o estén exentos de riesgos.

El método típico al que la gente acude cuando no quieres las famosas pastillas es el natural.

¿Cómo curar la disfunción eréctil de forma natural?

La terminología de la palabra natural nos puede llevar a extensas ramificaciones en cuanto a la posible cura de la impotencia sexual.

Lo natural abarca mucho: dieta, deporte, estilo de vida, hierbas y medicinas naturales, etcétera.

Por ejemplo, una de las maneras más populares para atacar el problema de la disfunción eréctil o falta de deseo sexual es el acudir a los típicos herbolarios ya sean presenciales u online y comprar hierbas de las que hay varias.

Tenemos al Ginkgo Biloba, la Maca, el Tribulus Terrestris, Horny Goat Weed, Damiana, Ginsneg, Miura Puama, asi como suplementos con zinc o magnesio como el ZMA, vitaminas b6, b12, CoQ10, etcétera.

Como vemos el número de hierbas disponibles y recomendadas para combatir ese letargo en nuestra producción y uso de testosterona son numerosas.

Son muchos los hombre los que las usan, unos con más y otros con menos éxito.

Siguiendo con los métodos naturales tenemos a la dieta, la cual puede tener una importancia mucho mayor de lo que pensamos en nuestros problemas de salud, no solo de disfunción eréctil.

Por lo tanto, es más que posible que si hacemos unos cambios en nuestra dieta e intentamos cocinar mas en casa con menos fritos y mas guisados, asados, cocidos, verduras, ensaladas, etcétera, podamos notar un cambio positivo en nuestro cuerpo.

Por ejemplo, si somos obesos y sufrimos de disfunción eréctil deberíamos pensar en disminuir de peso y luego quizá en curar nuestra impotencia sexual.

Por lo tanto, parece que esta es una cuestión clave en el tratamiento de este problema.

Hay quienes dicen que el azúcar, la cafeína, la leche y cosas asi son malas, pero siempre hay que tenerle cuidado con todo pues bien podría ser que estén basando sus opiniones en fuentes erróneas, por decirlo de alguna manera.

Otra manera “natural” de curar la impotencia es el deporte, el cual debería formar parte de nuestas vidas cotidianas a no ser que tengamos un trabajo muy demandante físicamente.

Por ejemplo, imagina que eres un albañil que trabaja de sol a sol haciendo un trabajo físico muy duro, o un agricultor que hace lo mismo, o un camarero que hace 20 kilómetros todos los días en una terraza al aire libre. En casos así puede que la necesidad de hacer deporte sea mínima o inexistente, pues es obvio que la cantidad de calorías que queman es impresionante, por no decir que esos trabajos permiten estar al aire libre, algo que es de un gran beneficio para la salud en general.

Ni que decir que si tienes un trabajo sedentario como estar sentado en una oficina 8 horas de sol a sol, harías bien en salir a la calle un rato y, como mínimo, caminar.

Por último, el estilo de vida, el cual es un compendio de la dieta, el deporte y algunas cosas más, pues en el estilo de vida hay algunas cosas extras que han venido incorporadas en el mundo moderno y que resultan ser cruciales en este problema, tanto si no más que la dieta o el deporte.

Por ejemplo, algunas cosas tan comunes como tomar alcohol, el fumar, o tomar drogas pueden tener un efecto dramático en nuestra salud general, que por ende acaben por percutir en nuestro delicado sistema sexual, el cual no es más que un apéndice de nuestro sistema nervioso general.

Curar disfunción eréctil naturalmente

En mi opinión sin lugar a dudas la mejor manera de curar la disfunción eréctil es mediante un enfoque natural.

De hecho, el enfoque lo deberíamos denominar “global” pues lo que tenemos que hacer es buscar un cambio muy fuerte en nuestros estilos de vida, hábitos y dietas.

Un cambio tan radical y que va tan en contra de muchos de los parámetros modernos que para muchos es muy difícil de implementar, pues supone una ruptura demasiado grande con su estilo de vida.

Por ejemplo, hay hombres a los que les resultara muy difícil dejar de comer esa comida o de fumar de manera habitual.

Pero si queremos resultados verdaderos; si queremos volver a tener unas erecciones tan fuertes como las que seguro que tenían nuestros antepasados, tendremos que empezar a volver a vivir un poco mas como ellos.

No se trata de volver al campo o irse a vivir a las montañas, aunque eso no estaría mal, pero si de intentar hacer una vida más parecida a la que hacían los mismos, lo que implica que deberíamos usar menos las comodidades de la modernidad.

Solo en algunos casos específicos, donde el daño causado por todos los agentes dañinos de la actualidad haya ido demasiado lejos, no será posible curar esos problemas de impotencia sexual, pero en el resto, o al menos en una parte significativa de los mismos, podemos estar seguros que se puede mejorar la calidad de las erecciones.

Deja un comentario