¿Curar la impotencia con la viagra?

¿Funciona la viagra?

Que la Viagra funciona es algo que no tiene mucha discusión.

Sin lugar a dudas la viagra consigue que muchos hombres que tienen problemas de erección puedan ver como su pene se levanta de manera poderosa un rato después de haberla ingerido.

Es más, parece que también funciona de maravillas para hombres que no tienen problemas de impotencia pero que quieren tener erecciones mucho más potentes y duraderas.

Hasta ahí bien.

Sildenafil funciona
Foto de viagra (sildenafil) confiscada en los Estados Unidos. Al parecer esta droga es muy fácil de copiar

A la pregunta de si la viagra cura la impotencia sexual podríamos decir que sí, que la cura en una cantidad bastante elevada de los casos, según algunos sitios a 4 de cada 5 hombres, lo que no está mal.

Perfecto,  ¿no?

Aquí tenemos una medicina que supuestamente cura la impotencia de una manera muy rápida y sin muchas complicaciones.

Basta con tomar una pastilla y voilá, ya tenemos el problema solucionado.

Supuestamente lo único por lo que tienes que preocuparte es por no tomar medicamentos o productos con cantidades significativas de nitratos: productos como el nitrato de butilo, los famosos poppers entre la población homosexual.

Así mismo también deberías tener en cuenta que el tomar otros medicamentos también podría tener unas interacciones no deseadas, incluso si se trata de productos de herbolario, aunque en este caso no deberían haber muchos problemas.

Si se dan estas condiciones y no tomamos otras medicinas o cantidades de las mismas de manera significativa ya tendríamos una situación en la que nuestro medico nos podría aconsejar el uso de viagra, el cual podremos hacerlo a nuestra discreción: es decir cuando pensemos que vamos a tener una relación sexual.

¿Para qué sirve la Viagra?

Pues para tener una erección en casos de tener problemas para conseguirla, aunque para ello, primero, debe haber una estimulación sexual.

Bien, entonces, ¿Por qué hay una gran cantidad de jóvenes y no tan jóvenes que quieren usarla incluso si no tienen problemas de erección?

¿No tiene sentido no?

Si no tienes problemas para que se te empalme para qué querrías usar estas pastillas.

Bueno, parece ser que la moda es para intentar conseguir erecciones más fuertes y duraderas, cosa que es más difícil de conseguir a los 30, 40 y 50, si lo comparamos con cuando tenemos 20 años.

Muchos hombres buscan tener una erección brutal, similar a la de un adolescente y que les dure horas.

A la mayoría de los que pasan de los 40 esto les cuesta, por cuestiones obvias.

¿Pero que la usen jóvenes de 20 años?

Esto es ya mucho más problemático.

El problema de la sociedad actual es que muchos jóvenes están totalmente confundidos y viven en una realidad virtual que poco tiene que ver con la que vivieron sus padres y abuelos, con lo que es normal que la salud sexual de muchos de los mismos no sea la “natural”.

De ahí que empiecen a tener problemas de disfunción eréctil desde muy jóvenes, y sin haber sabido lo que es una erección de verdad, intenten buscar soluciones a su problema de disfunción en los canales oficiales del sistema.

En el ámbito de la impotencia sexual los canales oficiales del sistema nos llevan a: tomar viagra, cialis o levitra.

Viagra es la primera y la más conocida.

Es la que viene primero a la mente cuando alguien piensa en un remedio para curar la impotencia sexual.

Eso es lo que piensan los jóvenes, sin duda.

La solución ha de estar ahí.

Después de todo el sistema que nos gobierna es súper científico y todos damos por hecho de que las soluciones presentadas por los departamentos ministeriales pertinentes del mundo, están mas que comprobadas y son las más eficaces.

El problema es que un chaval de 20 años que nunca ha tenido una erección en condiciones no sabe lo que eso significa ni lo que tener esa edad en condiciones normales es.

Digamos que está en un estado de confusión terrible.

Piensa que su situación es normal, y que su floja ereccion es algo no fuera de lo común.

Peor aun es el caso del joven de 20 años que tiene una salud bastante buena y sin problemas de erección, e influenciado por esta sociedad hipersexualizada intenta usar estas pastillas para realizar no se sabe bien que hazañas en la cama.

Caso triste en realidad, pues un joven de esa edad en condiciones normales debería ser capaz de tener las erecciones más potentes y duraderas que podamos imaginar y de manera natural.

Viagra  efectos secundarios

Bueno, aquí vamos al quid de la cuestión.

El problema no es si la viagra funciona o no, lo cual ya queda claro que si, sino el hecho de que la misma pueda tener una serie de problemas relacionados, lo que llamamos comúnmente problemas secundarios.

Bien, todo el mundo sabe que la viagra tiene unos efectos secundarios, tales como:

  • Enrojecimiento y/o sensación de calor
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Dolor en los músculos
  • Hormigueo en brazos y piernas
  • Insomnio
  • Cambios en los colores en la visión
  • Acidez en el estomago
  • Sensibilidad a la luz

Efectos secundarios menos comunes:

  • Mareos
  • Problemas de vista
  • Sequedad en la boca
  • Congestión en la nariz
  • Dolor en el pecho
  • Zumbido en los oídos
  • Visión borrosa o perdida grave de visión

Como vemos, los efectos secundarios son muchos.

También son muchos los que reportan haber sufrido algunos de los mencionados en las primeras o primera ocasión, pero no en las siguientes, con lo que siguen tomando la pastilla de manera continua.

Otros tienen esos efectos secundarios de manera mas permanente y deciden no seguir tomando viagra.

¿Quieres que te diga la verdad?

Si tomas viagra lo mejor que te puede pasar es que tengas alguno de estos efectos secundarios de manera permanente y así, decidas dejar de tomarla.

¿Qué raro no? ¿No debería ser al revés, que lo mejor sería no tener ningún efecto secundario?

Sí, pero el problema aquí radica en que si la tomamos y no nos molesta de ninguna manera lo más probable es que acabemos usándola de manera regular, hasta el punto de que llegue el día en que dependamos de la misma para conseguir nuestras erecciones y la tomemos, además, de manera bastante regular.

Aquí es donde viene el problema.

Puede que no acusemos efectos secundarios instantáneos, que son los más evidentes, pero por “irnos bien” con la viagra, es posible  que estemos creando otros efectos secundarios a largo plazo incluso peores que muchos de los efectos secundarios a corto plazo.

¿Cómo ocurre esto?

Pues por el hecho simple de que los efectos secundarios a largo plazo son difícilmente medibles.

Pongamos que los hombres que toman viagra dos veces a la semana durante unos años resulta que acaban teniendo un 50% más de cánceres, problemas graves de tensión, diabetes y otros problemas que un grupo de hombres que nunca probó este medicamento.

Esto se podría probar de alguna manera quizá, si tuviéramos un grupo de individuos bastante elevado y un poco de paciencia durante unos años.

El caso es que este tipo de estudio no es muy fácil de realizar, más que nada por el simple hecho de que las farmacéuticas, que son las que tienen los recursos para ello, no están interesadas en que se demuestre que sus productos son dañinos a largo plazo, lo que sería un varapalo para sus ingresos.

Pueden estar seguros que las farmacéuticas están más interesadas en sus ingresos a largo plazo que en el bienestar de los que compran sus productos.

He ahí el verdadero problema.

Esto pasa con todas las medicinas y la viagra no es menos.

Por ejemplo, uno de los efectos adversos que se rumorea que produce a largo plazo es la sordera permanente, según un estudio de la Universidad de Alabama, en el cual el riesgo no solo es producido por la viagra sino por otros inhibidores de la fosfodiestarasa 5.

Sin duda, este es un estudio no muy habitual, pues a pesar de existir universidades, las mismas no dejan de estar controladas por las farmacéuticas, las cuales deciden que es lo que se publica o no, por decirlo así.

Que estudios como este se publiquen es más una excepción que una norma, y ten por seguro que los mismos no serán muy publicitados.

Te puedo asegurar que los efectos secundarios a largo plazo son más numerosos que este que acabo de nombrar, con ramificaciones que no podemos ni imaginarnos y que afectan a órganos claves del cuerpo como los riñones, hígado, corazón, etcétera.

La desgracia es que la mayoría de estos casos no se pueden comprobar de ninguna manera.

Si un hombre desarrolla un problema particular 10 años después de haber estado tomando viagra, va a ser muy difícil relacionar ese problema con el hecho de que ese hombre la estuvo tomando.

Caso aparte es cuando se dan varios casos similares, como el del estudio del doctor MC Gwin de Alabama, donde si que sería fácil determinar que hay una relación.

Sin lugar a dudas, otro efecto que puede causar a largo plazo es el del hecho de que el uso continuado de esta pastilla puede causar problemas de dependencia de tal manera que el usuario pierde sensibilidad a la misma o tiene que tomar dosis cada vez mayores para tener el mismo resultado. En este sentido, la toma por diversión de manera habitual puede ser un gran problema en el caso de crear “adictos a la viagra”.

Como el yonki de morfina o heroína, cada vez necesita más miligramos para satisfacer sus “necesidades”.

Conclusión

Antes de tomar viagra ten en cuenta de los peligros potenciales de tomar el sildenafil, los cuales ya pudimos ver en los efectos secundarios a corto plazo.

El hecho de que esos efectos ocurran a mucha gente ya debería hacerte pensar de que te estás metiendo algo ajeno al cuerpo y que le causa reacciones directas.

Bien, un producto químico como este que causa reacciones directas y comprobables en corto plazo puedes tener por seguro que también causara reacciones “no vistas” a largo plazo, algunas de las cuales potencialmente muy dañinas.

Sinceramente, no creo que por tomar dos pastillas al año, siempre y cuando no se de problemas secundarios inmediatos, sea un gran problema.

Pero el tomar viagra de manera permanente puede crear unos problemas de adicción y de salud de los que no podemos tener mucho control.

Meterte químicos en el cuerpo no es la solución, de igual modo que meterte metales para “soldar” huesos tampoco lo es, al menos no desde un punto de vista óptimo.

Sinceramente, no creo que tomar un par de pastillas al año sea algo malo de por sí, siempre y cuando no tengamos efectos adversos inmediatos. Con esa cantidad sería difícil desarrollar problemas a largo plazo.

El problema radica en la gente que hace de esta pastilla una parte integrante de su salud habitual, de tal manera que no conciben el sexo sin la misma.

Afortunadamente, hay otras soluciones mejores para volver a conseguir una erección de calidad sin tener que arriesgarnos a meternos en el territorio de la química, un territorio peligroso.

¿Tú qué opinas?

Deja un comentario