Curar la impotencia con medicina tradicional china

ying yan disfuncion erectil
El yin y yang tiene una importancia más grande de la que creemos en las funciones de nuestro cuerpo

La tradición china es muy rica en todos los aspectos y el sexual no lo iba a ser menos, con numerosa literatura sobre el tema, siendo una de las tradiciones donde acude más gente a la hora de informarse sobre los temas sexuales.

Por ejemplo, bien conocido es el clásico “El Tao de la salud, el sexo y la larga vida” de Daniel Raid, donde se hace fuerte hincapié en la importancia del sexo para conseguir una salud plena.

En el libro se habla mucho de los procesos energéticos relacionados con el sexo y se recomiendan técnicas como retención del semen.

¿Cómo afronta la Medicina Tradicional China el problema de la impotencia sexual en el hombre?

En primer lugar hay que tener en cuenta que este tipo de condición es más prevalente en los hombres de edad más avanzada, de tal modo que un 40% de los mayores de 40 se ven afectados de alguna manera por este problema.

Está claro que con la edad van aumentando todo tipo de problemas, como diabetes, obesidad, enfermedades del corazón, presión arterial, desórdenes mentales, etcétera.

Todos estos problemas son muy tenidos en cuenta por la medicina tradicional china. Es más, esta considera que la fortaleza o debilidad de la función sexual de un hombre está muy asociada a la energía interna que el mismo posee y a la salud de sus órganos principales, incluyendo el riñon, el hígado y el corazón.

Por ejemplo, el riñón rige  y soporta parte de la función sexual del cuerpo almacenando la esencia (Yin) y controlando la reproducción humana y el esperma.

El corazón tiene un papel importante en la erección y la excitación.

Por ejemplo, es bien conocido en la medicina tradicional china que un exceso de actividad sexual y masturbación puede acabar con la esencia del riñón, dando lugar a impotencia o disfunción eréctil. A muchos esto les parece una tontería hoy en día pero nada más lejos de la realidad, pues cualquiera que se haya masturbado en varias ocasiones puede comprobar cómo su deseo sexual baja fuertemente después de unas cuantas masturbaciones.

Una parte importante en el cuerpo del hombre es el Ming Men, que está situado en el medio de la baja espalda. Esta parte del cuerpo parece que tiene el secreto de la esencia masculina. Por lo tanto, en casos de problemas, es importante fortalecer este área, de alguna manera.

Otros casos en los que aparecen disfunciones es cuando el hombre lleva una vida frenética y con alto consumo de sustancias. Cuando esto ocurre durante mucho tiempo puede ocurrir un bloqueo del canal del hígado en el que el qi no puede fluir dando lugar a todo tipo de disfunciones sexuales.

Para que el pene logre la erección hace falta que todo el sistema esté en buen equilibrio, porque de haber una parte dañada, ya sea riñón, hígado o corazón, vamos a presentar problemas muy serios.

El proceso por el que el qi de corazón comunica con el qi del riñón es denominado corazón-fuego y riñón-agua, en el que el primero baja y el segundo sube, teniendo que estar plenamente equilibrados para alcanzar un buen rendimiento sexual.

Si, por ejemplo, hay una deficiencia en el flujo de corazón-fuego ello resultará en una posible disfunción eréctil en el hombre.

Como puedes ver, los conceptos chinos son bastante tradicionales pero en el fondo nos están hablando de nuestros órganos y lo importantes que son los mismos para nuestra salud. La mención al “fuego” o el “agua” no son sino metáforas, pero no olvidemos que esos dos elementos y el aire y la tierra son los cuatro elementos que se nombran, por ejemplo, en la alquimia.

Entre las muchas causas posibles de la disfunción eréctil, tenemos lo que la medicina china denomina calor húmedo. Cuando este se acumula se puede producir un bloqueo del qi (flujo de energía). Muchos de los síntomas asociados a este problema son dolor, pesadez y sobre todo una lengua amarilla y grasienta.

Cómo saber si se tiene disfunción eréctil con la medicina tradicional china

Para poder determinar que se padece de este mal, independientemente de la confesión del paciente, se pueden utilizar cuatro técnicas: cuestionario, oído y olor, palpitaciones e inspección.

Los comportamientos y patrones más típicos que nos pueden llevar a sospechas de que se padece impotencia son:

  • Deficiencias en el yin y yang del riñón.
  • Calor húmero en el hígado
  • Deficiencia de sangre en el corazón
  • Inmovilidad de la sangre

Debilidad del Fuego de la Puerta de la Vida

La Puerta de la Vida o Mingmeng es el centro neurálgico de nuestra salud, incluida la sexual y se encuentra en nuestra parte baja de la espalda. Según la tradición china en él se halla el Yin y Yang del cuerpo, a través del cual todas las funciones y sustancias se desarrollan.

Por lo tanto, para intentar curar la disfunción eréctil se puede empezar a trabajar en esta zona y para ello los chinos tenían (tienen) varias fórmulas particulares tales como:

  • Wu Zi Yan Zong Wan (pastillas de té de los Cinco Ancestros)
  • Elixir de la Procreación (Zan Yu Dan)
  • Er Xian San (las pastillas de té de los Dos Inmortales), que regulan los canales del chong y el ren
  • Ge Jie Da Bu Wan
  • Cong Rong Bu Shen Wan (pastillas del riñon)

Si lo que padecemos es una deficiencia del Yang del riñón podríamos padecer muchos males además de la impotencia, tales como: orina clara y frecuente, mareos, oídos taponados, fatiga, debilidad de la baja espalda, lengua pálida, etcétera.

Las fórmulas para este problema serían:

  • You Gui San
  • Wu Zi Yan Zong Wan
  • Jin Gui Shen Qi San (pastillas de té de Libro de Oro)
  • Ba Ji Yin Yang
  • Ge Jie Dan Bu Wan

Y otras más. Además, como vemos, algunas son las mismas que en el caso anterior.

Por ejemplo, si lo que tenemos es una deficiencia en el sistema yin podríamos tener: sudor de noche, insomnio, lengua roja con capas y otras cosas.

Algunas fórmulas para atacar estos males serían:

  • Zuo Gui Wan
  • Zhi Bai Di Huang Wan
  • Liu Wei Di Huang San

Daño del riñón por el miedo suele ser otro problema que acarrea impotencia pero que además se puede manifestar en cosas como: erección débil, timidez, palpitaciones, facilidad para huir, sueño interrumpido, tendencia a la duda y la sospecha o pulso débil

Para este problema la fórmula usada sería: Huan Shao Dan Wan

Calor húmedo que podría manifestarse en: orina muy amarilla, orina dolorosa, picazón de los genitales, lengua amarilla.

La fórmula para este último problema sería:

  • Long Dan xie Gan tang

Formulas chinas tradicionales para tratar la impotencia o disfunción eréctil

Además de todas esas fórmulas de hierbas que hemos visto, y muchas otras que no he incluido hay otras más conocidas y que junto a las anteriores pueden ayudar a mejorar nuestra salud sexual y general.

Entre esas otras ayudas tendríamos:

  • Ashwagandha
  • Shilajit
  • Damiana
  • Yohimbe
  • Ginseng
  • Vino tónico: preparado con cuerno de venado, raíces de ginseng, bayas de lycii, schizandra y vino de arroz.
  • Wu Chi Pai Feng

Técnicas de acupuntura para curar la disfunción eréctil

Como no, en último lugar hemos dejado el que quizá es el tratamiento más conocido de toda la medicina china y que para los problemas de erección no iba a ser menos: la acupuntura.

Una técnica particular se denomina Moxibustión y consiste en el calentamiento del cuerpo en los puntos de acupuntura claves. Quemando una hierba se puede activar la circulación de energía en el área local, fortaleciendo, por ejemplo, la Puerta de la Vida.

Conclusión

Como podemos ver la Medicina Tradicional China se aproxima de una manera integral al asunto, con diferentes aplicaciones y remedios según el caso. Por eso un médico tradicional chino aplicaría una solución específica a cada caso para el cual haría una serie de preguntas e intentaría ver cuál es el método o hierba más adecuada para aproximarse al mismo.

Además del diagnóstico del médico, por ejemplo si el problema es más bien del yin o del yang, o del corazón o del hígado, siempre podemos esperar que nos apliquen sesiones de acupuntura o moxibustión, además de una serie de recomendaciones generales que implicarían cambios en nuestro estilo de vida.

Por ejemplo, deberíamos esperar que el médico nos diga que tenemos que dejar las prácticas sexuales frecuentes tipo masturbación o porno, y también nos pedirá que dejemos de ingerir ciertos alimentos o que tomemos más de otros, además de hacer más deporte y menos alcohol.

Para el que quiera informarse más haría bien en leer libros específicos de este tipo de medicina o incluso acudir a un especialista de la misma.

Deja un comentario